8 razones por las que la sal te está matando

Sal

Todos sabemos que la sal en exceso no es buena. Por múltiples razones. A pesar de las advertencias, seguimos echándola en la comida, tomándola como si no hubiera mañana. Incluso la propia Organización Mundial de la Salud ha indicado en más de una ocasión que la ingerimos en cantidades mayores a las recomendadas.

Es necesario prestar atención a las comidas que se ingieren. Un ejemplo: gran parte de los alimentos procesados tienen altos niveles de sal. Literalmente, os están matando. No es broma. La sal está acabando con vuestras vidas. Por ello, voy a comentar varias razones provocadas por el consumo excesivo de este ingrediente. Cambiaréis vuestra forma de pensar.

Hipertensión

Hipertensión

Si coméis grandes cantidades de alimentos procesados o directamente mucha sal, corréis grandes riesgos de desarrollar hipertensión. También conocida como presión arterial alta.

Esta provoca que la fuerza de la sangre efectuada sobre las paredes de las arterias sea excesiva, lo cual conlleva a problemas de salud. ¿No queréis que ocurra esto? Entonces disminuid los niveles de sal.

Según un estudio publicado en julio de 2015, las personas que comen mucha sal aumentan las probabilidades de padecer hipertensión en 1,25 puntos. Incluso, los hombres son más propensos a padecer problemas relacionados con el alimento.

Obesidad

Obesidad

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, la obesidad es un problema común en Estados Unidos, con una de cada tres personas con un peso mayor al recomendado. Es evidente que una dieta poco saludable y llena de alimentos procesados puede provocar la enfermedad. Aunque también hay que incluir factores genéticos y condiciones de salud relacionadas con la actividad física.

Recientemente, investigadores de la Universidad Queen Mary de Londres han descubierto que con solo añadir 1 gramo de sal al consumo diario el riesgo de obesidad aumenta en un 25%. El ingrediente afecta al metabolismo del cuerpo, además de disminuir la capacidad de absorber la grasa.

Otro estudio también ha confirmado que los adolescentes que consumen sal son más propensos a estar “inflados” y obesos. Y eso que no se tenía en cuenta la cantidad de calorías consumidas.

La próxima vez que comáis, mucho cuidado con la sal.

Enfermedades inflamatorias y autoinmunes

Enfermedades inflamatorias

Las enfermedades autoinmunes también están aumentando su presencia. Igualmente que las enfermedades que inflaman el cuerpo. La responsable: la sal.

Varios investigadores han podido comprobar que los animales que tienen una dieta alta en sal desarrollan una célula que hincha sus cuerpos, provocando diferentes destrozos en sus sistemas de defensa. Incluso desarrollan esclerosis múltiple. La misma célula puede llevar a padecer enfermedades como la diabetes de tipo 1, la psoriasis, el asma y la artritis reumatoide.

Según los médicos, es mejor prevenir que curar. De hecho, ya conocéis que algunas enfermedades tienen difícil solución. ¿No queréis estas dolencias? Apuntaos a una dieta baja en sal y antiinflamatoria.

Siento ser tan brusco, pero ¡la sal os está matando! Te recomiendo que te informes sobre que alimentos consiguen hacerte sentir menos hinchado.

Derrames cerebrales

Derrames cerebrales

Pues sí, parece que la sal puede llegar a tener efectos especialmente graves. Y mortales. Si la tomáis en exceso, es muy posible que la sangre que fluye por vuestro organismo no lo haga con la suficiente velocidad. Y si esto se aplica al cerebro, corréis peligro grave de sufrir un derrame cerebral.

Teniendo en cuenta que el componente del que hablamos produce hipertensión, es evidente que existen factores de riesgo más graves. Sin ir más lejos, los estudios confirman que tomar menos de 2 cucharadas diarias de sal contribuye a aumentar el riesgo de accidente cerebrovascular.

Si queréis “salvaros”, la mejor opción es la de disminuir el uso de la sal, además de aumentar la ingesta de potasio, el cual ayuda a reducir la presión arterial, previniendo los derrames cerebrales.

Si queréis fuentes de potasio, recomiendo los siguientes alimentos: verduras de hojas verdes, coles, uvas y moras, zanahorias, patatas y cítricos. Una solución, por otra parte, saludable.

Enfermedades del corazón

Enfermedades del corazón

Paso del cerebro al corazón. Otro órgano imprescindible y que también se ve afectado por la sal. De una forma parecida: si la presión arterial es alta y las venas se obstruyen, se puede provocar un ataque al corazón. Alarmante.

Según varios estudios, aproximadamente 58.000 muertes en Estados Unidos se asocian al consumo excesivo de sal. Estas se provocaron por enfermedades cardiovasculares.

Científicos finlandeses afirman que es necesario reducir la ingesta de sal entre un 30-35% si tenéis 30 años, y en un 75-80% si sois menores de 65 años. Si lo hacéis, además, aumentaréis la esperanza de vida entre 6 y 7 años.

Cáncer de estómago

Cáncer de estómago

El cáncer de estómago es el cuarto cáncer más común y la tercera causa de muerte por cáncer en el mundo.

Varios artículos afirman que desarrollar un cáncer es un 68% más probable en aquellas personas que tienen un alto consumo de sal. Por supuesto, cuando más toméis, más riesgos hay.

Cunando se toma sal, aumenta el riesgo de padecer infecciones crónicas, las cuales causan inflamación en el estómago y úlceras. Además, algunas partes del órgano se ven irritadas, exponiendo las mismas a elementos cancerígenos llegados desde cualquier lado. El riesgo es excesivo.

Osteoporosis

Osteoporosis

La osteoporosis es una condición en la que los huesos se vuelven débiles y quebradizos, haciendo más probable que sufran una rotura. Para evitar esta enfermedad es imprescindible tener niveles adecuados de calcio en el cuerpo, además de la suficiente vitamina D.

Todos los alimentos, incluyendo frutas y verduras, tienen sodio de forma natural. Pero aquí hace acto de presencia la sal común, que a la vez no es sodio natural, y que provoca la pérdida de calcio y huesos débiles.

Teniendo en cuenta que muchos estadounidenses reciben el 90% del sodio a través de la sal, no resulta extraño que un total de 10 millones de personas del lugar tengan osteoporosis. Y otros 18 millones están en riesgo grave. El nivel de riesgo medio está aplicado a 34 millones de personas.

Podría parece que la osteoporosis no es tan grave. ¿Qué pensáis si os digo que una rotura de cadera podría provocar la muerte? Corred para prevenir esta enfermedad.

Enfermedades del riñón

Enfermedades del riñón

Los riñones son órganos imprescindibles para el cuerpo humano. No en vano, son los encargados de excretar los desechos, filtrando la sangre en un proceso que requiere de un cierto equilibrio con presencia del sodio y el potasio.

De nuevo, la sal perjudica. Y es que el ingrediente desmonta el equilibrio de los riñones, inhibiendo sus funciones y conduciendo a un cierto grado de estrés y tensión. Si la tarea sigue, se causarán daños irreversibles en los órganos. Incluso dando como resultados las famosas enfermedades renales.

Con las enfermedades renales también aumentan los riesgos de sufrir un ataque al corazón o un derrame cerebral. Es necesario disminuir las cantidades de sal que tomáis. Y, si ya habéis sido diagnosticados, el consejo también va para vosotros: manteneos lejos de la sal.

Y otros efectos secundarios provocados por la sal

Efectos secundarios

He comentado las enfermedades y daños más notables. Pero, claro, los efectos de tomar sal en exceso no se iba a quedar ahí. De hecho, existen motivos adicionales y efectos secundarios a tener en cuenta. Estos son algunos.

Retención de líquidos

Retención de líquidos

¿Recordáis esa sensación de hinchazón tan molesta? Parece que tuvierais líquidos de más en el cuerpo. Las razones ya las conocéis: la sal ha hecho de las suyas, aumentando la cantidad de líquidos retenidos.

A tener en cuenta un concepto: puede que disminuir la sal en las dietas no solucione el problema por completo, pero sí evitará inconvenientes más graves. Por otra parte, no olvidéis que la retención de líquidos también puede ser un síntoma de padecer hipertensión o daños renales.

Deshidratación

Deshidratación

Si la sal puede retener líquidos, también puede derrocharlos. Y esto, en algunos momentos, puede ser extremadamente grave. A continuación, las razones más graves:

  • Es una de las causas más comunes de estreñimiento crónico.
  • Afecta a la concentración y al estado de ánimo.
  • Conduce a cálculos renales y a infecciones del tracto urinario y renales.
  • Provoca dolores de cabeza.
  • Afecta al rendimiento físico, la fuerza y a la resistencia del cuerpo.
  • Provoca piel seca, escamosa y arrugada.

No os deshidratéis: tomad mucha agua y disminuid las cantidades de sal a tomar.

Asma

Asma

Si tenéis asma, es posible que esta dolencia sea producida por la sal. Investigadores de la Universidad de Indiana han demostrado que las personas que toman mucha sal necesitan, en más ocasiones, medicamentos broncodilatadores. La capacidad de las vías respiratorias también es peor.

Por otra parte, mencionar que un consumo elevado de sal empeora los síntomas del asma. ¡Ni siquiera ayuda a hacer ejercicio!

Por lo demás… la sal es mala

Sal

Tras leer todo el artículo, las conclusiones están claras: la sal es fatal para la salud. Es evidente que ahora queráis disminuir los niveles que el ingrediente tiene en las comidas. De todas formas, no os preocupéis: existen soluciones para gran parte de los problemas. De momento, concentraos en tomar menos sal.

No es solo que evitáis comprometer vuestra salud. Es, también, que evitáis que las enfermedades empeoren. No sé vosotros, yo ya estoy teniendo cuidado con la sal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *