Movistar quiere violar tu privacidad y pide tu consentimiento

Movistar

No han sido pocas las veces que me he quejado de los problemas de privacidad que tiene la sociedad actual. No me refiero solo a las infracciones sobre la vida privada de las personas en la realidad, sino también en el mundo digital. Continuamente se están realizando ataques a la información que manejan los ciudadanos. Por ejemplo, son varias las denuncias que se han ejecutado reclamando información personal, datos que se han filtrado. A veces de manera “legal”.

Principalmente son los gobiernos los encargados de ejecutar estos ataques: por ejemplo, la NSA ya ha sido investigada en más de una ocasión. Aunque esta no es la única responsabilidad que se ha buscado. Han sido múltiples los países que han estado recolectando información de los usuarios, incluso de sus propios correos electrónicos. En la mayoría de ocasiones sin la debida autorización.

En España, concretamente, los usuarios teníamos miedo a que fueran las operadoras las que dieran un paso hacia atrás en materia de privacidad. Algo que se ha hecho realidad hace muy pocas horas.

Movistar mueve ficha: quiere saberlo todo

Movistar

Movistar es la operadora de telecomunicaciones más grande del país, ofreciendo decenas de servicios. Sin embargo, también es cierto que quiere usar su poder para capturar información de los usuarios y conocer qué es lo que están haciendo. Una violación sobre la privacidad. Sí, hay maneras de hacer estas actividades legales. Y eso es lo que han admitido gracias a un SMS que están enviando a los usuarios.

El texto que se puede leer es el siguiente:

Movistar info: Solicitamos consentimiento para tratar los datos de trafico de internet y ubicación de las comunicaciones de su dispositivo movil, con la finalidad de optimizar y mejorar la cobertura de sus servicios móviles, garantizar la seguridad de redes, sistemas y equipos mediante la prevención y la defensa ante incidentes de ciberseguridad y comunicarle ofertas personalizadas sobre productos de movistar. Si en el plazo de 30 días no ha manifestado su oposición, entenderemos que consiente. Le recordamos que puede oponerse o conocer el estado de sus consentimientos y gestionarlos, en todo momento, en el teléfono gratuito 224407.

El paso de Movistar se define en el SMS: la compañía solicita el consentimiento a sus clientes para poder obtener toda la información posible sobre los mismos. Entre los datos conseguidos se incluirían ubicaciones de los dispositivos (es decir, donde estáis) y datos personales. Lo malo es que han escogido el camino fácil: si no os quejáis, se supone que pueden actuar.

Negación del consentimiento, la única manera de evitar el espionaje

No

Tal y como indican en el SMS, la única manera de evitar que Movistar pueda capturar los contenidos que quieran es llamando al número 224407, comunicando que no queréis permitir el tratamiento de vuestros datos. En este paso también hay problemas.

Según algunos usuarios, en el teléfono se comunica que es necesario remitir a Telefónica Móviles España SAU C.P. 5648080 Bilbao Vizcaya una fotocopia del CIF y copia de los poderes de la persona que ejerce los derechos del nombre de la empresa. El problema está en que muchas personas son simples particulares, es decir, personas físicas y no jurídicas. ¿Qué sucede, entonces, con las primeras? Algunos, incluso, prefieren acogerse a la Ley de Protección de Datos Ley 15/1999, de 13 de diciembre con el fin de denegar su consentimiento.

Mencionar que se ha proporcionado una página web que permite efectuar la propia denegación, aunque esta no funciona. Incluso, cuando se llama al 1004 los teleoperadores admiten que no tienen conocimiento del movimiento.

Movistar deja a los usuarios sin salidas

Espionaje

El SMS repentino y las pocas vías disponibles (por no decir ninguna) que tienen los usuarios para confirmar su negación al tratamiento de datos les ha dejado sin salidas. A eso hay que añadir que, en el caso de que los clientes no tengan conocimiento de cómo actuar, estarán confirmando la posibilidad de tratar datos a la operadora, aunque no quieran. El futuro tiene mala pinta.

Por último, hay que pensar que es muy posible que las demás operadoras del país se apunten al mismo movimiento. Si los Gobiernos ya estaban espiando a los usuarios, ahora quieren que, además, se de el consentimiento para hacerlo de manera legal. ¿A dónde vamos a parar?

Fotos | Wikimedia Commons – Jotaele91 | Pixabay – geralt | Pixabay – geralt

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *