Por qué no uso BitCoin habitualmente

BitCoin

BitCoin

BitCoin se ha convertido en una de las criptomonedas más utilizadas. Ha atraído a muchas personas y empresas y su popularidad está creciendo a cada momento que pasa. Sin embargo, muchos todavía evitamos su uso de manera habitual. Si tan buena es ¿por qué no la usamos a diario? Hay razones para ello. Aunque en primer lugar habría que decir que son los propios establecimientos los que están impidiendo un uso habitual.

Sinceramente, a mí me gustaría usar BitCoin en todas mis compras. Me parece muy cómodo el no tener que llevar dinero en efectivo, pudiendo realizar las adquisiciones con el uso de mi teléfono móvil. No obstante, lo que no piensan muchos es que en mi localidad todavía no he encontrado ni una tienda que utilice la moneda como forma de pago. Lo que más se le acerca es la tarjeta de débito.

Durante las últimas semanas me estoy fijando mucho en los métodos de pago que hay disponibles, y todavía no he encontrado el particular ฿ en ningún lado. La adopción por aquí está siendo especialmente tardía.

Los establecimientos también tienen sus propias razones para no adoptar BitCoin. Por un lado están las variaciones en el valor de la moneda. Algo que puede hacer que pierdan dinero. Tampoco hay que olvidar que la legislación española todavía no está preparada para que se use a diario. Muchos gestores no tienen ni idea de dónde colocar el BitCoin en los libros de cuentas. No olvidemos que hay un cierto desconocimiento y desconfianza entre la población que está haciendo que muchos relacionen la criptomoneda con actividades ilegales o robos. Si hubiera más confianza las cosas serían diferentes.

Internet, el primer lugar en el que usé BitCoin

BitCoin

Internet ha sido el primer lugar en el que he usado BitCoin. Concretamente, para adquirir un pack de videojuegos que me costó apenas 1 euro. Barato ¿verdad? Los Humble Bundle dan la oportunidad de comprar utilizando la criptomoneda, por lo que no lo dudé ni un momento. Utilicé el saldo que tengo disponible en una de las carteras, por lo que ni siquiera tuve que realizar conversiones.

La tarea fue tan sencilla como copiar la dirección BTC, pegarla en mi gestor y enviar el dinero. La compra solo tardó unos segundos, tras los cuales ya tenía el número de serie de los videojuegos en mi correo electrónico. Muy sencillo.

Todavía será necesario mucho trabajo hasta que el BitCoin se gane una oportunidad en mi ciudad. En Internet ya se está utilizando bastante, aunque hay que admitir que ahí también quedan pasos por dar. Yo, por mi parte, seguiré usándolo siempre que me sea posible. Eso si, mis carteras siguen teniendo poco saldo.

Imágenes | FlickR – Jason Benjamin | Pixabay – geralt

1 comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *