La precariedad laboral en Internet, un problema a la vista

Precariedad laboral

Precariedad laboral

Hace alrededor de una semana comentaba uno de los problemas que más se están viendo en la red: la precariedad laboral que hay en torno a las redes de blogs. Se trata de empresa que suelen poner en marcha varias bitácoras gracias a las que informan al lector sobre un tema determinado, ofreciendo a sus redactores un sueldo que, en la mayoría de ocasiones, roza lo absurdo.

Voy a rescatar este tema ya que he visto en Playground Magazine un artículo parecido al que escribí, aunque en esta ocasión se ponen algunos ejemplos que, de nuevo, hacen que me asuste. La redactora define el problema como esclavismo digital. No se confunde en exceso, ya que la cantidad de situaciones que se pueden llegar a encontrar son excesivamente grandes. No hay duda de que abundan los casos.

Precariedad laboral

Precariedad laboral, o trabajar por poco dinero

Me gustaría centrarme sobre uno de los ejemplos que se exponen: la oferta de artículos a 0,50 dólares es sorprendente. Ya mencioné que he podido encontrar ofertas en las que te pagan 0,25 euros por artículo. Pero eso no es nada, ya que últimamente estoy encontrando ofertas en las que quieren que trabajes gratis. No sé si llamarlo explotación. No sé si llamarlo precariedad laboral, pero el caso es que mucha gente está picando en este tipo de ofertas. Los resultados son más que evidentes: ellos se llevan la mayor parte del dinero mientras tu haces el trabajo más grande.

La mala noticia no es que paguen muy poco (o nada) por un trabajo que es tan decente como cualquiera. Lo verdaderamente malo es que la gente está aceptando desempeñar un puesto en el que se les explota de una manera más que masiva, generando un montón de contenidos a un precio irrisorio. Estoy seguro de que si la gente no se pusiera a trabajar en este tipo de ofertas, la cosa cambiaría (aunque fuera un poco)

Precariedad laboral

Qué pasa cuando necesitas el trabajo

Trabajar en este tipo de redes de blogs es una ruleta: obtienes unos determinados ingresos y, ante la posibilidad de ganar más, sigues cargándote de trabajo. El punto final llega en el momento en el que tienes una gran carga que debes completar por poco dinero. ¿Qué os parecería trabajar ocho horas diarias por 12 euros? No hay duda de que los artículos tienen que estar perfectamente redactados, cumpliendo todas las técnicas SEO y ciñéndote a lo que te digan desde arriba.

De acuerdo, como hobby puede pasar. Es una pequeña manera de obtener unos ingresos adicionales haciendo algo que te gusta y que en ocasiones te da acceso a mucho material o a visibilidad en la red. El inconveniente es cuando te dedicas a ello. ¿Qué haces si tienes una familia que mantener? ¿puedes conseguirlo con ese “sueldo”? ¿qué haces para cambiar de trabajo, sabiendo que si dejas los blogs te arriesgas a quedarte sin ingresos? Un nuevo círculo del que es difícil salir.

Precariedad laboral

Así es el mercado extranjero

Como curiosidad, he estado echándole un vistazo al mercado extranjero. El que está fuera de España, vaya. La diferencia es más que notable. La oferta más suculenta es de 50 dólares por artículo. La más baja es de 12 dólares. Abismal ¿verdad? Los requisitos son los mismos. Al menos, no he encontrado muchas diferencias.

La próxima vez que veáis una oferta de este tipo, mirad muy bien las condiciones y, sobre todo, valorad vuestro tiempo. Si os quieren contratar para un blog, intentad entrar en uno que respete vuestras condiciones laborables y que, por supuesto, os den un suelo digno. Estáis poniendo a su disposición vuestras habilidades. A ver si así cambia un poco el sector.

Fotos | Ala z | JMPerez | Chris Lott | kropekk_pl

1 comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *